Buena prueba de nivel

25.03.2019

Partidazo el que vivimos ayer entre dos de los mejores equipos del grupo, el clásico por antonomasia. Un partido que a priori, llegaba con un UESA descolgado hace semanas por el título de Liga, y que ahora tiene otro objetivo que es la cuarta plaza, pero que tenía otras plusvalías a parte de los tres puntos.

Medirte contra un equipo de tu talla y posible rival de idénticas midas en un play off. Volvía un equipo de la zona alta al Estadi después del batacazo ante el Vilafranca. Connotaciones que hacían a parte, de seguir sumando de tres en tres, un examen de evaluación continua, que no te va a condicionar la nota final, pero sí que sirve para ver en qué nivel te encuentras de cara a los finales.

Y la cosa no empezaba bien, un error en defensa te trastocaba el guión previsto por Xavi para el partido y por contra el soñado seguramente por Azparren en el mejor de sus sueños. Tocaba hacer algo que de momento este año no se ha dado, una remontada. El equipo daba síntomas de partirse como otras veces y el centro del campo no lograba entrar en juego.

La decisión táctica de hacer que Gómez iniciara entre los centrales la salida de balón, para mí, es una de las claves. El Hospi empieza a tener más balón y sobretodo sentido en el juego, ya sabemos que nuestro equipo tiene registros que sabe explotar según derive el partido, pero con balón y siendo protagonista es cuando gana en confianza y se ve la mejor versión. Faltaba terminar de ser más profundos, pero el rival defensivamente es donde tiene su mayor potencial y el partido se le había puesto de cara para ello.

La primera parte acaba con un Hospi que va a más pero le falta esa chispa arriba para incomodar al UESA que no había sufrido apenas. La segunda, tras el susto inicial que solventa Aliaga con el mano a mano ante Josu, es el punto de inflexión definitivo del partido.

La salida del cañón Christian Alfonso y posteriormente de Canario nos acaba de hacer dueños del partido con los tres peloteros por dentro. Otro pase de Gómez para que les ponga a sus pupilos entre semana el vídeo de como aprovechar el desmarque del nueve y dejarlo delante del portero para poner las tablas.

Cuando se junta tanto crack en el césped y con el hambre que tienen, que queréis que os diga, se me quedó corta la segunda parte. No se pudieron lograr los tres puntos, pero me fui muy contento de las sensaciones que me dejó el equipo, ya estoy contando los días para que llegue el próximo domingo, para ver un partido muy atractivo; donde se va a respirar fútbol por los cuatro costados en el Feliu i Codina.

CARLOS BAUTISTA.