CE L'Hospitalet - Granada CF

18.12.2019

El partido antes de empezar ya venía con sorpresas por parte de los locales, un cansado Reina daba paso a Bruno Vinicius como lateral derecho. Bruno debutaba en esa posición. Por parte de los visitantes, Diego Martínez sacaba su habitual formación pero con numerosos cambios, colocó en el 11 varios suplentes y 3 canteranos: Isma, Mario y Pepe. 

El partido comenzó con tanteo de ambos equipos, en los primeros compases el dominador del balón era Granada ante un replegado L'H. A los 5' de partido un balón muerto se paseó por el área local. Pero, 6 minutos después, una jugada trenzada por parte del hospi desde atrás llegó a las botas de Moha que se deshizo de su par en banda izquierda y colocó un balón preciso a Ton que controló y empaló con su pierna zurda al fondo de las mañanas. 1-0. Conforme la primera parte pasaba, los locales se iban haciendo dueños del esférico y el Granada iba reculando en sus líneas de presión, las cuales, primeramente, fueron avanzadas en campo rival. Además, los visitantes fallaban en pases y elecciones cuando llegaba a las zonas calientes, en el último tercio de campo. Los jugadores de Jonathan Risueño se iban creciendo conforme el paso de los minutos y se iban adueñando del medio. Salinas se descolgaba de la punta para crear superioridad a espalda de los medios, y así salir con mayor facilidad. El juego se desarrollaba en el medio durante el ecuador de la primera parte. Durante la misma, Yangel Herrera tuvo que abandonar lesionado el terreno de juego, su lugar lo ocupó Soldado. Diego Martínez recompuso el equipo sin apenas tocar la estructura inicial. En una de esas de presión alta del Hospi, Canario recuperó en campo visitante que por poco llega Moha en área chica para empujarla tras pase de Ton. Justo antes del descanso llegó el 2-0, obra de Diego en el primer palo tras una jugada ensayada de córner.

La segunda parte nos venía a deparar emociones fuertes, el míster visitante ya iba a empezar a sacar la artillería pesada. Puertas entró conforme se reanudaba la segunda mitad. Moha, un minuto después del arranque desaprovechó un balón al segundo palo. El Granada volvió a adelantar la presión y esta vez lo hizo con tres puntas. A partir del minuto 49 el partido iba a dar un vuelco. Aliaga sacó rápido tras atajar un centro que Adrián Ramos no llegó al primer palo. Dicho saque rápido se convirtió en un 1 contra 1 del delantero centro granadino con Aliaga. Parera llegó por detrás y lo derribó. Penalti, expulsión y gol. En ese orden. 2-1. Rápidamente Risueño recompuso la defensa haciendo entrar a Fornés por Canario. Con 10, L'Hospitalet no le queda otra que recular y montar dos líneas en el borde del área. A los pocos minutos, Salinas dio entrada a Ekedo para dejar un conector con Ton que se encontraba solo en la punta. En el minuto 77, Diego sacó todo lo que podía en el banquillo Ismail por Martínez. Dos minutos después Soldado puso el empate a pesar de un posible fuera de juego de Adrián Ramos. 6 minutos después volvió otra polémica, Aliaga pudo sacar un balón de dentro de la raya de gol. Los últimos minutos fueron de asedio por parte visitante con los jugadores locales con numerosos problemas musculares que propiciaron un tiempo extra de hasta 6 minutos y medio. El árbitro decretó el final cuando los locales se disponían a realizar una contra de 3 contra 2. Esto propició protestas locales que acabó con el entrenador y el entrenador de porteros expulsados y Ekedo y Martí Soler amonestados. 5' de reanudación de la prórroga Adrián Ramos colocó un certero cabezazo al palo bajo poniendo el 3-2. La prórroga se convirtió en un corre calles donde ambos equipos dispusieron de ocasiones clara para marcar gol. El partido terminó 2-3 con ambos equipos fundidos y quejándose de molestias.