Con más corazón que cabeza

05.11.2018

Nuevo mazazo y esta vez con tus ideales futbolísticos, el buen fútbol.

Ayer pasó por el Estadi como bien dijo Christian Alfonso y me uno a ello, el equipo que mejor imagen ha dado en lo que llevamos de liga. A diferencia de otros partidos donde los rivales han esperado tu fallo en la circulación del balón, y el rigor defensivo como estrategias para hacerte daño, ayer el rival sale a buscarte y cuando logra recuperar el balón sorprende con una verticalidad letal.

Esta vez no hizo falta aplicar el antifutbol para sacarnos del partido, lo hicieron desde el balón y eso duele mucho más si cabe. Siempre hemos dicho que los rivales planteando un partido bronco por momentos y cerrando filas lograban desquiciar a los nuestros y no conseguir dejar hacer nuestro fútbol. Hace una semana conseguíamos superar al Cerdanyola con el balón parado, esta semana las ocasiones llegan con el corazón y para lograr salvar un punto. Este Hospi cuando el plan A no consigue imponerse, el plan B es la garra de algunos jugadores y el corazón pero con pocas ideas.

En lo que llevamos de liga no hemos logrado remontar un partido que empiece con el marcador en contra, algo que llama la atención y por desgracia para mal. Seguimos en punto muerto y con la sensación de ir sin frenos cuesta abajo, fuera del play off con un partido pendiente ante un rival complicado e inmersos en muchas dudas.

Todos nos preguntamos que ha podido suceder para que un equipo que en las primeras jornadas de liga daba mucha confianza y se atisbaba margen de mucha mejora, se hayan cambiado las tendencias tanto.

La próxima semana se viene un desplazamiento clave para reaccionar y complicado a la vez, pero este equipo tiene que sacar lo que lleva dentro y no bajar los brazos.

CARLOS BAUTISTA