Crónica CE Manresa - CE L'Hospitalet

19.11.2019

Victoria y portería a 0, séptima de la temporada como apuntó el míster en Rdp, con la que nos deleita los chicos de la franja. 0-1 pese a las dos grandes bajas con las que llegaron a Manresa, Salinas y Gómez.

En ambos onces hubo sorpresas, por parte del equipo local, sorprendió la titularidad de Djitte en detrimento de Erik Sarmiento, seguramente así el entrenador pensó a las dos flechas que Risueño ponía en los extremos: Ton y Vinicius. Por otra parte, Luque actuó en el doble pivote con Bernat para así, con su zurda aprovechar las espaldas de los laterales del hospitalet los cuales tienen gran vocación ofensiva. En el cuadro visitante, Cristian Alfonso y Canario volvieron al 11 por los sancionados. Alfonso tuvo que realizar el rol de conector entre líneas ya que Miquel era el encargado de fijar arriba una vez más.

La primera parte se jugó en el campo del Manresa, ambos equipos se mantenían cómodos, el Manresa con su bloque bajo y L'Hospi con "un juego de posición que saltaba líneas rivales por fuera y por dentro". Los visitantes arriesgaban mucho en salida de balón ya que Aliaga se colocaba como central izquierdo dejando a Diego lateral derecho y Reina colocándose entre líneas. El asentamiento del hospi en campo rival también se debía a la figura de Martí Soler, ancla del equipo que permite a su compañero de medio liberarse de las tareas defensivas ya que abarca grandes espacios llegando a las ayudas tanto de fuera como de dentro. La única pega a su gran partido viene en la segunda parte ya que pudo ser expulsado por no saber temporizar las entradas con una amarilla encima. Las ocasiones de gol eran escasas aunque los saques de esquina más numerosos, de ahí nació el primer y único gol del encuentro, obra de Vinicius tras una jugada ensayada por parte de Marc Reixats.

La segunda parte comenzó igual pero con una Manresa más adelantado, con una defensa 7 metros más adelantada y una presión más incómoda para la franja. El devenir del partido cambió cuando Vinicius, jugador con presencia en ataque, se lesionó. Jonathan Risueño dio entrada a Moha y al poco a Teije por un Miquel Ripoll exhausto. El equipo se vio resentido y el Manresa supo dar los pasos hacia adelante necesarios para hacer daño y manejar el partido. Luque conseguía tener tiempo y espacio en el medio para mandar balones en diagonal hacia Walter y éste, hasta ese momento entre desacertado, empezó a contactar más con balón. En una de ellas colocó un balón a la cabeza de Joel a la espalda de Diego. Daniel Ruiz entró tras Joanet, los centrales sufrían en balones laterales y el míster local quiso aprovecharlo con su entrada. A pesar de ello no lo consiguieron. Los laterales cerraban bien y Ton, caído a banda derecha tras la entrada de Moha, ayudaba a Reina. Además, los extremos locales actuaban a banda cambiada, tanto Walter como Biel y, posteriormente, Joanet que entró por éste último. Esto facilitaba el trabajo de los laterales que, con la estimable ayuda de Martí Soler, no le permitían la diagonal. Tiempo después, el Manresa se dio contra la cruceta, en una falta lateral y con una salida en falso de Aliaga, Joel peinó solo la pelota quedando el empate a escasos centímetros. En los últimos pases del partido Ekedo entró por Cristian, partido serio el suyo primeramente siendo el 10 dándole fluidez al juego pisando con peligro el área rival. En la segunda parte con el mono de trabajo en la presión, la cual ejerció en algunos momentos con efectividad ya que en una de ellas robó el balón a Pierre en su propia área provocando una ocasión clara de gol.

Rafa Gómez: @rafagece