Crónica CF Peralada - CE L'Hospitalet

05.11.2019

El hospi volvió a la senda de la victoria con un contundente 0-3 en casa del Peralada. Jonathan Risueño y sus chicos estuvieron impecables ante un buen rival. De nuevo hubo novedades en el 11 del hospi, todo lo contrario a Albert Carbó, entrenador del Peralada que volvió a repetir 11, el mismo que empató a domicilio contra el Manresa.

Jonathan Risueño leyó a la perfección los errores del pasado y quiso apuntalar más el medio, para ello eligió a Martí Soler, el cual ofreció más equilibrio y ocupó con gran inteligencia los espacios, de esta forma, Gómez gozaba de más libertad y vuelo para aparecer por frontal. Salinas era el encargado de conectar el equipo entre la defensa y el ataque, retrocedía unos metros colocándose por detrás del doble pivote rival. El responsable de fijar centrales fue Miquel Ripoll, el realizador del primer tanto del encuentro tras aprovechar un rechace del portero después de una transición rápida que acabó en tiro de Vinicius. 

El primer gol fue resultado de las intenciones con las que el hospi salió al partido: presión con una estructura 1-4-2-4 en bloque medio para aprovechar la velocidad de los extremos en caso de robo. El Peralada disfrutaba del balón pero no tenía mordiente, las jugadas morían en la misma zona donde deben acelerarse, en el último cuarto de campo. Eric Vilanova (8) no recibía los balones en buenas condiciones gracias al trabajo de Martí Soler En ataque les quedaba el balón en largo pero Aliaga se encontraba muy atento. Tan solo hubo un sobresalto con una salida a medias que Eric Vilanova aprovechó para picársela. En defensa, salió con la misma presión que la anterior jornada, una presión alta intentando ahogar a centrales, sin embargo, Risueño lo tenía previsto y cambió su salida de balón. Esta vez con una salida de 3 para protegerse mediante superioridad numérica en la zona de creación. Parera caía a carril derecho, Diego central y Eudald en el izquierdo. Así, podrían conectar con los medios con más facilidad. La intención era atraer los máximos jugadores rivales posibles para posibilitar la conexión directa con Salinas, bien por el medio mediante un balón alto o, cuando caía a banda ocupando los espacios dejados por los extremos que rompían al espacio a espalda de la defensa. Poco a poco, la presión del Peralada iba retrocediendo y el Hospitalet estando más cómodo en el campo. Allá por el minuto 37, Gómez se sacó un magnifico centro con la derecha para que Vinicius lo rematara con la cabeza en área chica a placer. 0-2 antes del descanso, máxima efectividad que dejó noqueada al conjunto local.

La segunda parte empezó y el desarrollo fue con un par de revoluciones menos en la primera, los visitantes dejaron la iniciativa a los locales los cuales no sabían cómo romper el entramado defensivo. El hospi se sentía cómodo y lanzaba transiciones rápidas con peligrosidad pero que ninguna conectaba con el área. El tercero llegó de la mano de Ton, cogió el balón después de un córner rival, arrancó la moto y se plantó en un 1 contra 1 con el portero que lo batió por alto. La segunda parte pasaba y los cambios no llegaban, el primero fue a los 64' de partido por obligación, el punta local se lesionó y entró por él, Arnau Ortiz (14). Ante este resultado, Albert Carbó hizo debutar a dos integrantes de la plantilla. Risueño no empezó a gastar sus recambios hasta el minuto 80, primeramente entró Miquel Jaume, 5 minutos después Teije, el cual desaprovechó una grandísima ocasión para estrenarse como goleador hospitalense. Por último, Axel Pandiani debutó con el primer equipo, el chaval de 19 años disfrutó de 4 minutos con la samarreta de la franja.

Los 3 puntos volaron hacia Hospitalet, buenas sensaciones dejadas por el equipo, el cual ha vuelto a marcar más de dos goles y vuelve a la senda de no encajar dejando su portería a 0. La franja se vuelve a colocar a tiro del líder y con ganas de recibir al San Cristobal para seguir recortando esta distancia