Crónica Pobla Mafumet - C.E. L'Hospitalet

21.10.2019

Llegó la primera derrota de la temporada tras un partido en el que se vio el respeto que se tienen los dos equipos. Partido gobernado por la táctica y el orden que poco a poco se iba animando con las ocasiones y los cambios ofensivos de Jonathan Risueño. Dura derrota en el que el líder coge un poquito de aire y el hospi se lleva buenas sensaciones pero no puntos.

El encuentro empezó con la idea clara en ambos equipos: tener el balón para hacer daño al rival. Cada uno con sus armas, cada uno con sus variantes. Jonathan Risueño volvió a realizar rotaciones en el 11 de partida. Esta vez en el medio, Martí Soler acompañaba a Gómez, de esta forma afianzaba el medio con dos jugadores del mismo perfil, equilibrio y organizadores del juego en primeros pases. Por parte del equipo local, Company colocó a Carreon en detrimento de Sergio Montero.

El hospi formaba un 1-4-4-2 en bloque medio cuando no poseía el balón, así, obligaba a la Pobla a que un medio y su lateral izquierdo mantuviesen la altura de centrales para facilitar la salida y el contacto con su interior derecho, Daniel Molina (11), para poder lanzar la jugada ofensiva. Por el contrario, cuando los jugadores de la franja robaban y construían desde atrás formaban 1-2-3-4-1 con la novedad de Gómez. Éste se colocaba en la línea de 4, dejando la responsabilidad de elaboración en campo propio a Reina, Martí Soler y Canario. Además, Eudald se quedaba 1c1 con su lateral derecho, aspecto poco explotado durante la primera parte pero sí en el primer cuarto de la 2º parte.

La alternancia en las posesiones fluía sin ningún tipo de sobresalto en forma de ocasión de gol hasta que en el minuto 32, tras una falta inútil en la banda izquierda a favor del hospi, Salinas desaprovechó en área chica un rechace. Posteriormente, 42' Salinas volvió a desaprovechar otra oportunidad en el área chica tras un pase de la muerte de Ton. La jugada comenzó con una pared entre Reina y Diego que avanzó hasta el centro del campo y volvió a intentar, esta vez con éxito, el pase a la espalda de los centrales para hacer valer la velocidad de Ton. El partido llegó al descanso con un hospi que iba comiendo terreno a la Pobla y ésta sin saber cómo empezar a imponer su juego, los defensas no lograban conectar con los trescuartista, el equipo permanecía partido y no conseguían asentarse en campo rival, tan solo los pases diagonales de Roger (5) podían romper la presión del hospi y avanzar a campo rival.

Los primeros 5 minutos tras la salida de los jugadores del descanso fueron muy enérgicos, los dos equipos pisaron área rival con cierto peligro, falló en ambas ocasiones la ejecución. Los dos avanzaron la presión y los locales pisaron, y asentaron base en campo rival. Gómez volvió a formar base en la jugada, cambiando la posición con Reina. Eudald junto a Cristian Alfonso iban apareciendo. Uno por fuera, el otro por dentro, respectivamente. Cristian empezó a conectar con Eudald permitiendo a éste encontrarse 1c1 contra Sergi Caballero (2) y sacar centros fácilmente. En una de esas jugadas, Cristian recibió una falta que por poco adelanta a los visitantes tras el cabezazo de Diego. Los cambios no tardaron en llegar y en el 61' Companys realizó un cambio de cromos, cambió a un delantero por otro. Guillermo Luis entró para fijar a los centrales y bajar esos cambios de sentido de Roger que permitían romper las dos primeras líneas de presión de los visitantes. La respuesta por parte del banquillo visitante no tardó en producirse, ya que Risueño hizo un doble cambio que permitió tener mayor presencia en ataque y elevar las líneas de presión ahogando desde el primer pase. A partir del doble cambio llegaron los mejores minutos del hospi y, por ende, las mejores ocasiones. Vinicius le dio más apertura de campo en el sector derecho y Teije una figura para fijar a los centrales para que Salinas pudiese liberarse y jugar a espalda de Oscar Sans (6). Martí se quedó solo en el medio y Cristian Alfonso centró su posición para echarle una mano. Las ocasiones se producían pero el gol no llegaba y en el 85' el míster quemó la última nave, metió en el campo a Miquel Ripoll por Cristian para, así, emparejar 1c1 a sus atacantes contra la defensa. Pero en el 87', aprovechando la única ocasión clara del partido para la Pobla, se adelantaron y cerraron el partido. Martí Soler no llegó a la ayuda en el 2c1 en banda izquierda, Karim llegó a línea de fondo y cruzó un balón a media altura que Guillermo Luis, único balón que tocó en área rival, cabeceó. Los locales replegaron a bloque hundido y esperaron de frente los balones aéreos que los defensas hospitalense hacían llegar a Teije.

Rafael Gómez: @rafagece