Dr Jekyll y Mr Hyde

04.12.2017

Las dos caras de este Hospi 17-18, capaz en el primer partido oficial de la temporada, en copa Catalunya ante todo un Vilafranca F.C, plasmar en los primeros 20 minutos la idea de juego atractiva y dominadora. Y cinco meses después caer de manera estrepitosa en los primeros 45 minutos ante un recién ascendido como era el U.atl Horta.

Parece increíble que pueda ofrecer una versión tan distinta en el segundo tiempo, donde consiguió embotellar al mismo rival que en la primera parte maniató y pudo golearle, cambiar totalmente el escenario del partido.

Primero superando en intensidad, imponiéndose en todas las transiciones que intentaba un Horta desbordado, siendo un equipo más directo y tirando de amor propio para revertir la imagen de la primera parte. Dos ocasiones clarísimas de Velillas, pudieron lograr la igualada, el Hospi llegaba y un sublime David García se hizo el amo del centro del campo, puso a funcionar la máquina quitanieves.

Molist movió ficha y sacó a Manzi para pasar a hacer dupla con Ripoll, la presión a la salida de balón del Horta empezó a ser efectiva y se recuperaba la esférica cerca del área rival. Ya vimos esa versión del Hospi en partidos anteriores, sin usar dos puntas pero sí las líneas más avanzadas y la presión más efectiva.


De los mejores que se han visto en este aspecto fue en Santfeliu y en casa ante el Ascò. Donde fue protagonista desde el inicio del partido, sin ser tan directo pero dominador, ante dos rivales que dejaban pocos espacios.


Por qué entonces estas desconexiones? La excusa de las bajas por sanción o lesión, no vale cuando antes se destacaba que los cambios aportaban frescura y no se notaba al rendimiento del equipo.
Si bien es cierto que el juego por bandas ha perdido trascendencia, de tres extremos puros que se inició el campeonato, solo quedan actualmente en plantilla Edipo y Agi, el segundo de baja como mínimo hasta febrero y Edipo no está siendo el jugador determinante que se esperaba.


Molist busca soluciones jugando con cinco en el medio campo, pero no se consigue ser profundos, pasamos a cuatro y el juego se encalla por dentro. La mejoría vino en el segundo tiempo al pasar a jugar con dos puntas y Velillas por detrás.

Veremos continuidad en los próximos partidos? El míster pide un paso adelante a la plantilla, cierto es que los jugadores al fin y al cabo deben ser los protagonistas. Plantilla hay, experiencia sobra, toca arremangarse señores, la segunda vuelta promete ser apasionante y el margen de error prácticamente ya no existe.

Conseguirá el Hospi no mutar más a Mr Hyde?