El campeonato se decide en seis días

12.05.2019

El Hospi hizo los deberes el sábado y le pasaba la pelota al tejado del Llagostera y Prat. Partido trabajado el que tuvimos el sábado en Sant Boi, ante un rival que se vació con la esperanza de alargar el consumado descenso una semana más. Se tuvo que picar piedra y no bajar pistón hasta prácticamente el final

Las ocasiones de gol escaseaban por el gran trabajo defensivo del Santboià y el Hospi no andaba muy acertado en los metros finales con falta de ideas para romper esa defensa de cinco, no obstante la ocasión más clara de la primera parte corre a cargo de Eudald con un testarazo que sacaba Rafa Leva con una buena mano.

Titularidad para Moussa que esta vez lo hacía de central, junto a Juste, donde sorprendió con sus regates arriesgados para sacarse de encima la presión rival y sus galopadas a lo Beckembauer.
También volvía a la titularidad Javi Lara y es una gran noticia que vuelva a disponer minutos de cara al play off.

La segunda parte se hizo más espesa y fue a partir del minuto sesenta y cinco cuando el Hospi metió una marcha más y a Cristian Gómez en el verde, que protagonizó la jugada de calidad del partido, con un regate que firmaría el mismísimo Zidane. Cuando sometió al rival, se sucedían los córners y centros al área hasta que llegó el gol de Ton Ripoll que fue el más listo de la clase al aprovechar una caída para hacer el cero a uno. A partir del gol, el Santboià quiso hacer una tímida reacción pero poco más pasó hasta el pitido final.


Buena actitud de los nuestros que estaban arropados por buena representación de aficionados, que no bajaron los brazos y consiguieron los tres puntos, que pueden dar un campeonato a falta de la decisiva última jornada.

CARLOS BAUTISTA.