El comandante del gol

15.01.2018


Señor, sí señor! A la orden mi comandante!

Un paseo militar impuso el killer del equipo el pasado domingo en Vilassar de Mar. Pedro Manzi llegó al Hospi con la vitola de matador del área, con unos números envidiables, las últimas 3 temporadas había logrado la friolera de 74 tantos con su ex equipo, el Ibarra, del grupo 12 de la tercera división.

Hablaba la pasada semana el míster Xevi Molist que el gol estaba repartido esta temporada en el equipo, que tan solo faltaban 3 jugadores por estrenarse de cara a puerta.

Cuatro días más tarde, Pedro Manzi pone tierra de por medio y logra un hat trick que lo coloca en solitario y con diferencia de 3 goles con respecto a sus compañeros con los que se encontraba empatado a 5 tantos.

De siempre se ha dicho que un delantero vive del gol, que se le evalúa en función de los tantos conseguidos y las cifras a final de temporada, pero Pedro Manzi no es sólo gol. El comandante, es un derroche de trabajo en cada partido, incluso generoso con balón. Pese a no ser un jugador de envergadura, tiene hechuras y trabaja como nadie con su cuerpo. La pasada jornada ante el Vilafranca se le pudieron ver varios registros, en uno de esos movimientos logró forzar la expulsión del defensa visitante.

Es de esos delanteros que siempre se perfila de cara a portería, un rematador nato, no destaca por ser rápido pero saca siempre ventaja por su olfato y colocación.

Creó una gran expectación a su llegada, se hizo esperar el nueve que tenía que ser la referencia para el equipo, las ganas de debutar y estrés del cambio de residencia le pasaron factura y tuvo que parar unas semanas antes del debut. Eso hizo que jugara en desventaja con el resto del grupo en el momento más importante como es la pre temporada. Si a eso le sumamos que el equipo estaba en construcción y que se tenía que acoplar al resto de compañeros la primera vuelta no ha terminado de verse al matador.

Era cuestión de tiempo que el equipo se asentara y que las ocasiones acabaran llegando y el comandante explotara. El cambio de sistema jugando con dos puntas ha beneficiado a ello.

Justo acaba de empezar la segunda vuelta y más que nunca se van a necesitar los goles del comandante, seguro que seguiremos viendo a menudo el saludo militar.