El sol siempre sale

17.03.2019

Segunda derrota consecutiva, segundo partido que se encajan tres goles y se acaba la segunda parte con más corazón que cabeza. Si algo no tiene este deporte es memoria, parece que aquel equipo que lograba encadenar aquella extraordinaria racha de partidos invictos, ahora ya no es tan bueno.

Aquel equipo que lograba ganar en dos de los campos más complicados del grupo, ahora parece que se desinfla, y no logra ser competitivo. Para mi siguen siendo los mismos, los que cuando parecía que no lograrían darle la vuelta a la situación, lograron hacerlo y conseguir una racha que nadie había logrado. El mismo que lograba el liderato en un partido heroico en Llagostera y que a día de hoy pese a la derrota sigue líder en solitario.

La liga termina a finales de Mayo en la jornada cuarenta y dos, el que pensara que todo sería muy fácil y ya no pararíamos de ganar, estaba muy equivocado. El sábado todos nos fuimos muy cabreados del campo, aunque sea difícil de entender y preferiríamos salir contentos con tres puntos más, yo creo que es positivo.

El equipo salió dolido en el orgullo y con más ganas si cabe de que llegue el miércoles y asestar un golpe en la mesa de nuevo en una jornada en la que el segundo y el tercero se enfrentan entre sí. Estos señores son capaces de esto y de mucho más, merecen todo el crédito que se han ganado ellos solitos. El miércoles será una batalla por muchos condicionantes, para ser campeones hay que pasar por estas batallas y demostrar la grandeza que tiene este equipo.

Recordemos que cuando estamos juntos, somos imparables. Ahora es cuando el equipo nos necesita, te lo vas a perder?

CARLOS BAUTISTA.