Hay gol

17.09.2018

Este año tenemos fondo de armario en todas las posiciones, se está hablando de dos líneas, una para bien y otra para mal. Esto del fútbol es muy plural a la hora de dar opiniones de todo tipo, pero a veces la impaciencia ciega el trabajo que hay semana a semana.


Hasta ahora la línea defensiva se estaba llevando todos los elogios y bien merecidos, jornada seis y tan solo se ha encajado un tanto en cinco partidos. Pero como se suele decir, ganamos todos y perdemos todos. Pues aquí, se defiende desde el delantero centro hasta el portero, que detiene lo que le llega. Un equipo se construye desde atrás, y l'Hospi empezó por los cimientos como se suele decir.


La otra línea en discordia estaba siendo la atacante, este año tenemos, me atrevo a decir de las mejores, si no la mejor del campeonato. Llegábamos a la jornada seis con tan solo tres goles a favor y se escuchaba un run run en la grada por la falta de puntería de los atacantes. Ya dije la semana pasada que no era motivo de preocupación, el equipo cada semana generaba ocasiones de gol y que acabarían llegando.


Pues llegaron y pudieron ser unos cuantos más en el partido de ayer, cuatro goles y Cheikh rompió su mala suerte de cara al gol. A él se sumó un Ton Ripoll que está siendo la gran sorpresa en este inicio y un Christian Alfonso que salió del banco.

Una semana en la que la mala noticia sobre la lesión de Velillas nos ha hecho perder un hombre importante en el ataque, pero se ha demostrado que hay Gol de sobras y solo hace falta creer.

CARLOS BAUTISTA.