Fondo de armario

10.12.2018

Llegó como oportunidad de mercado sin hacer ruido, con mucha ilusión de volver a casa y a uno de los grandes. Consciente de la gran competencia que iba a tener en los puestos de ataque pero dispuesto a ayudar dónde Xavi le pidiese jugar, esperaba en las primeras semanas desde la grada su oportunidad.

En el seno de la plantilla ha encajado y es uno de los más queridos, prueba de ello es la celebración de su primer gol con la franja. En la banda se fundió en una abrazo con Miquel Ripoll y el capi Dani Fernández y a ellos un grupo de aficionados ribereños, posteriormente en rueda de prensa Xavi Molist destacaba que en el vestuario se coreaba su nombre.

Su segunda convocatoria y llega su debut forzado por la lesión de Cheikh en la primera parte, en fase de adaptación con el grupo pero con muchas ganas de demostrar el futbolista que lleva dentro.

Una muestra más de que en esta plantilla, todos en mayor o menor medida, van a ser importantes en esta carrera de fondo, y aunque hayan lesiones de gente importante los que salen trabajan para sumar.

Además de Anselm, ayer volvía al once el almirante David García, su tocayo David Jiménez y el káiser Gabriel Cichero. Los tres rayaron a gran altura en un desplazamiento complicado por el rival y el terreno de juego. Otro que vuelve es Juste, después de semanas fuera de los terrenos, ayer, disfrutaba de minutos.

Sin tiempo para relajarse en este objetivo a corto plazo que se ha marcado la plantilla, que no es otro que acabar campeón de invierno, el miércoles llega otro partidazo. Cuentas pendientes de la última vez que nos enfrentamos al U.E Sant Andreu con contextos diferentes, pero en estos partidos los jugadores saben que se juegan más de tres puntos.

Anselm ha sabido esperar su momento y de qué manera, veremos si Xavi le da la oportunidad de inicio en el Narcís Sala.

CARLOS BAUTISTA.