La media punta decide

17.02.2019

Tenemos mucha suerte de contar con dos de los mejores puntas de la categoría, dos jugadores que marcan la diferencia y que sienten la camiseta como el que más. Ayer ambos tiraron del equipo otra vez más, "Fisherman"Salinas volvió a ver puerta por partida doble y estuvo cerca de ser hasta un hat trick.

Al bueno de Christian el año pasado le apodé el "cañón", pero este año se está dedicando al interiorísmo, al fino alicatado, no hay fin de semana que en una baldosa deje sentado a más de un defensor. Que este año se esté viendo su mejor versión desde que volvió al club es una realidad. Desequilibrante, asistente y está viendo puerta. Seis tantos lleva esta temporada.

Desde que juega por el centro intercambiando posición con Salinas con más libertad que en la banda, se siente como pez en el agua. Ayer hasta que tuvo que abandonar el campo por unas molestias estaba siendo clave en el juego de ataque del Hospi


Se entiende cada vez mejor con Fisherman, nuestro hombre gol esta temporada, lograba igualar a Manzi que con diecisiete goles sería el pichichi la temporada pasada.

Ayer ambos llevaron la defensa local donde ellos querían, siempre uno de los dos bajaba a recibir entre líneas donde se generaba un espacio que ellos supieron leer y aprovechar en muchas fases del partido. Si Christian se giraba podía encarar la defensa y buscar la asociación con Salinas o buscar a Vinicius o Ton que estaban bien abiertos incluso con Dani Fernández o su tocayo Gómez

Si era Salinas, daba opción a dar salida a los interiores y asociarse sin tener el desequilibrio de Christian con tantos metros por delante, asistió e incluso estuvo cerca de hacer el 0-1 con un disparo desde la frontal que salió rozando el palo.

En la segunda parte Fisherman dio más hilo a la caña y sentenció el partido con dos acciones de caza goles de área. Dos puntas de mucha movilidad que te dan la vida en partidos donde el rival te asfixia y ellos te dan aire dando soluciones por dentro.


CARLOS BAUTISTA.