Tienen marcha

03.09.2018

Media parte pidiendo el partido una velocidad más, al Hospi le costaba circular el balón con velocidad y se hacía previsible para un Llagostera sin complejos.


Todo indicaba que con el nuevo césped se vería un fútbol más preciso y rápido, y se pudo ver, pero sólo 25 minutos, en los cuales el Hospi metió una velocidad más con el cambio de dibujo, pasando a jugar en rombo se pudo ver que tienen marcha.


Como un golpe de aire fresco salió el equipo en la segunda parte, Canario tiró de galones y cogió las riendas del partido y el equipo se quitó un peso de encima. El balón circulaba con rapidez y precisión, los jugadores se divertían y el Llagostera sufría para intentar detener el juego ribereño.


Las casas se hacen desde los cimientos y el Hospi tiene unos cimientos de máxima seguridad, cualquier paso en falso es solventado por la línea defensiva ipsofacto. Al frente de ella está el emperador Cichero.
Queda mucho trabajo por hacer, hay buenos elementos para seguir construyendo la casa y después de un comienzo de liga exigente, se están logrando los puntos. De momento poca brillantez, pero con paso firme. La portería una semana más sigue a cero y ya se ha inaugurado el casillero con el primer gol a favor.


Esta semana un rival que el año pasado nos hizo tambalear en un partido para olvidar, y que seguro que este año, quiere volver a conseguir los tres puntos, el equipo tiene que seguir creciendo con más marcha... Que la tienen.