Un Hospi versátil

10.02.2019

En los tiempos que corren, cada vez hay que adaptarse más rápido ante tantos cambios o situaciones. El que antes se adapta, más probabilidades tiene de seguir hacia delante o conseguir salvar los obstáculos que le aparezcan.

Otra jornada más donde el Hospi nos ofrece varias versiones en un mismo partido, sabe leer lo que demanda el juego y sufrir cuando toca. La madurez del equipo y el sentirse a gusto con balón o jugando a la contra hace más fácil esa adaptación a las circunstancias y al rival que tenga delante.

El sábado, la primera media hora, el Ascó se dedicó a estar juntito, defender en bloque bajo; cederle el balón y esperar a que el Hospi tuviese alguna pérdida para salir rápidos. Los nuestros cuando más cómodos se sienten es con balón, y supieron tener paciencia en la circulación hasta encontrar los espacios para hacer daño. Las jugadas de peligro llegaron por las bandas con infinidad de centros al área, hasta que un pase de treinta metros de Diego, encontró a Vinicius que entregó a placer para Salinas.

El escenario del partido cambió, el rival fue avanzando líneas, y sometiendo a una presión alta por momentos a los nuestros. Fue ahí cuando el Hospi tuvo unos minutos donde el balón le duraba poco y cedió algo la iniciativa. 

La segunda mitad empezaba igual, el Ascó volcado y el Hospi sin sufrir grandes ocasiones cambió el rol y se dedicó a defender bien y salir rápido con transiciones. De una de ellas llegaba el gol de Ton Ripoll tras una galopada de Eudald que ahora si, después de intentar varios centros, lograba conectar con uno de los atacantes.  

El planteamiento del rival y las características del campo, hacía difícil tener buena circulación. El Hospi supo leer lo que más le convenía y aprovechar los espacios que el rival dejaba a sus espaldas.

Él único error en defensa hizo estar en alerta los últimos minutos tras el empate local, pero enseguida con otra contra letal con un Salinas sublime acabó con el gol a placer de Miquel Ripoll.

Un Hospi siempre con una imagen sólida, una semana más haciendo un fútbol efectivo sigue sumando puntos y jornadas invictos. Una regularidad que te da campeonatos, segunda salida consecutiva sumando seis de seis y la semana que viene la tercera salida consecutiva, ya se sabe... No hay dos sin tres.

CARLOS BAUTISTA.