Una noche muy mítica

13.12.2018

 Esta vez sí, dimos la puntilla en un estadio que se nos resistía, consiguiendo los tres puntos, con un gol de crack de Javi Lara.

Otro de los partidos marcados en rojo y que debe hacer seguir creciendo a este equipo sin duda era este. Por que era fuera de casa, por que era ante otro rival con los que te vas a jugar las plazas de arriba y por todo lo que se vivió el año pasado en ese mismo escenario.

Primera parte de equipo con empaque muy superior que pudo haber sentenciado el partido en la primera mitad si está un poco acertado. Otra gran noche de Christian Alfonso, que está en su mejor versión en esta tercera etapa en el club. Todo iba a pedir de boca, buenas sensaciones que se acaban traduciendo en ocasiones claras de gol, pero este llegó con un penalti que además hacía quedarse al rival con diez jugadores en el minuto veintidós.

Pero incomprensiblemente después de que Rodri transformara el penalti, el partido iba a dar un vuelco poco a poco, lógicamente el UESA debía dar un paso adelante para lograr entrar en el partido, pero el Hospi no debía conformarse con esa ventaja.

Segunda parte para olvidar, con un final no apto para cardíacos. Si en la primera parte Alfonso era el más destacado, en la segunda se reparten los méritos San Aliaga y el hombre del tempo Javi Lara. Ambos iban a ser los héroes del triunfo, Aliaga era el que estaba manteniendo la ventaja en el marcador con grandes intervenciones.

El gol del UESA estaba al caer y llegó, tras otra gran parada de Aliaga, el rechace lo aprovechó Kuku.

El Hospi no lograba hacerse con el balón y el control del partido y se dejó liar por el partido roto que proponía el rival, un aspecto a mejorar del conjunto de Xavi Molist, que quiso poblar el centro del campo para conseguir ese control colocando al Almirante David García por delante de la defensa.

Volvió a hacer otro cambio táctico introduciendo a Sergio Juste en los últimos minutos y avanzar a Javi Lara y el equipo obtuvo algo más de llegada. Primero un chut desde fuera del área del propio Lara que repele el larguero y posteriormente Salinas no es capaz de meterla entre los tres palos, la segunda una obra de arte que acaba dando los tres puntos.

Contentos por el resultado y todo lo que conlleva, el colocarnos segundos a un punto del Llagostera y alejar aún más al UESA que se queda a dieciséis. Pero por otra parte algo descontentos por el juego de la segunda parte, no le quitemos méritos a esta victoria, hace cinco jornadas todo eran alarmas que ahora son música celestiales. Queda mucho por andar todavía, pero una cosa está clara, y es que este equipo es muy grande.      

CARLOS BAUTISTA.